El Mercado de las apuestas deportivas

El Mercado de las apuestas deportivas

Desde muy jóvenes, nos educan con la clara intención de forjarnos como especialistas. Avanzamos, vamos alcanzando y superando grados superiores en nuestra educación. La inevitable especialización termina apareciendo para marcar nuestro futuro. Con el tiempo, ya siendo adultos, durante nuestra vida laboral, a menudo creemos que nuestro principal activo, aquello que nos proporciona ingresos, es nuestra nómina mensual. Ingresos ganados con nuestro tiempo de trabajo como profesionales. Además, solemos pensar que lo que dejamos de ingresar de esa nómina, lo que nos retienen o nos quitan, principalmente en forma de impuestos, es lo que mantiene el Estado en el que vivimos. Aunque la mayoría de la gente no lo sepa, la mayor fuente de riqueza a nivel mundial, de la que se nutren los estados, no proviene del duro esfuerzo del trabajo de sus habitantes.

Lo que conocemos como rendimientos del trabajo, sólo supone una pequeña parte de esa riqueza. El mundo que nos hemos construido; en el que los mercados mandan; es la especulación de los capitales invertidos, la que genera la mayor cuantía en impuestos. Por lo tanto, es la recaudación alrededor de dicha especulación, la mayor fuente de ingresos de los estados. La especulación o inversión de los capitales en los distintos mercados, no son más que, de una forma muy simplificada, apuestas diarias realizadas por los inversores, esperando ser ganadas o perdidas. Es el implacable juego de la compraventa, el que pone en circulación, una y otra vez, los mismos capitales, generando en los principales mercados del mundo, grandes volúmenes intercambiados e innumerables operaciones diarias.

Al calor de este trasiego de capitales, en simbiosis, millones de comisiones en operaciones y, parasitando, las tasas en forma de impuestos. Además de los grandes mercados mundiales, aquellos mayormente asentados con nombres reconocidos por todos, surgen mercados emergentes cada poco tiempo. Los capitales de mayor riesgo exploran estos mercados invirtiendo en busca de oportunidades de beneficio temprano. Algunos de estos mercados, al cabo de meses o años, terminan por asentarse. Nuevas plazas donde los capitales encuentran acomodo y libertad de movimiento.

Bitcoin
Bitcoin

La regulación de estos mercados, por parte de los estados, llega buscando su parte de la tarta en forma de tasas, licencias e impuestos. Lastran el mercado con la excusa de dar cobijo “legal y garantista” a la actividad que en ellos se desarrolla. Mercados jóvenes, sujetos a fuerte volatilidad y fluctuaciones. Es el caso de las criptomonedas, tales como el Bitcoin, con su modelo basado en la Cadena de Bloques, que ya se mezcla con naturalidad en los mercados de intercambio de las divisas tradicionales. Ya existen iniciativas de Banca Privada que se valen del Bitcoin como divisa intermediaria en el intercambio de divisa tradicional. Logrando de esta manera ser más competitiva en velocidad y coste. Incluso, los protagonistas más innovadores, están usando, de forma experimental, el revolucionario sistema de Cadena de Bloques como alternativa al modelo de transferencias actual, el sistema SWIFT. Este último no tardará en quedarse obsoleto por su alto coste, por su lentitud y por estar basado en la “confianza”.

En este post vamos a sumergirnos en el apasionante mundo de las apuestas deportivas online. Uno de aquellos mercados emergentes que, a día de hoy, tras más de dos décadas, es una realidad asentada en fuertes y sólidos pilares. Concretamente abordaremos los mercados relacionados con los Eventos Deportivos. Es importante distinguir que, en el mundo del juego, diferenciamos entre tres grandes grupos: Juegos de Casino, Apuestas Deportivas y Poker Online. Este último lo separamos de los juegos habituales de casino. Su volumen de negocio así lo justifica. Viajaremos a lo largo de un entretenido recorrido. Empezará con el entendimiento de los conceptos básicos de las apuestas deportivas, pasando por los modelos denegocio, llegando hasta los detalles más finos de la apasionante dinámica de los mercados de los deportes más populares a nivel mundial.

Estudiar minuciosamente el Sector de las Apuestas Deportivas online desde sus inicios; más de dos décadas, ha permitido la creación de este foro de apuestas deportivas. Atrás quedan una enorme cantidad de horas de análisis y estudio, trabajo tecnológico, cientos de pruebas y ensayos, y una gran inversión en coste de oportunidad. Una gran aventura a compartir. El objetivo será ver la manera de transformar el Sector de las apuestas deportivas en un mercado en el que operar. Para ello divido la obra en tres partes bien diferenciadas. Abordaremos en las dos primeras cómo Invertir de forma tradicional, con sus limitaciones y debilidades: Roturas de mercado y Pronóstico. Y por último, en la tercera parte, veremos la aportación de esta obra. Trataremos el cómo podemos abordar, de forma sistemática, la creación de riesgo con valor. De cómo, en mi opinión, es la única forma razonable de operar con un fondo de partida todo lo grande que deseemos, en los principales mercados deportivos del mundo. Abordaremos lo que he denominado: Mapas de Riesgo.

El gran negocio de las Apuestas Deportivas

Apuestas Deportivas
Apuestas Deportivas

Resulta fascinante y a la vez pasional. Apostar antes o durante el transcurso de un evento deportivo, es una actividad que, desde que el hombre compite, ha apasionado a millones de individuos. Ponerle medida, mediante un precio o cotización, al hecho de alcanzar un hito dentro de un evento deportivo, es algo que resulta irresistible: ganar o perder un encuentro, marcar o encajar goles, sobrepasar o no un número de puntos, goles, canastas,… El claro componente pasional que conlleva el acto de apostar, ha dado lugar a un gran negocio. Cifras que crecen año tras año. Con un poco de historia y unos antecedentes, nos pondremos en situación, nos abrirá los ojos a la realidad de este lucrativo Sector. A finales de la década de los noventa, aparecen en Internet las primeras Casas de Apuestas, siendo concebidas por y para este medio. Surgen nuevas sociedades emprendedoras, al calor predictivo de informes consultores tales como los de la compañía Merrill Lynch, que auguraban un gran crecimiento de este Sector. De todos los potenciales negocios futuros de la e-industria que, por aquel entonces, se barajaban como grandes modelos de negocio, el de la Apuesta Deportiva prometía ser muy lucrativo. Presentaba índices que le situaban entre los negocios de mayor crecimiento y volumen en las próximas dos décadas. Año tras año, aquellos informes no hacían más que confirmarse. De forma contundente, llegan a superarse las expectativas predichas. En el nacimiento y arranque de este sector, aproximadamente una veintena de compañías, con sus respectivas Plataformas, vía interfaz web comienzan a repartirse la tarta. Algunos desarrollos alrededor de estas plataformas son pioneros. Desarrollos tales como:

  • Resultados, marcadores y estadísticas de encuentros en tiempo real.
  • Modelos de afiliación. Crean una forma de conseguir socios para captar clientes y repartir con ellos parte de los beneficios.
  • Nuevos medios de pago online. Alternativas a los ya existentes. Todos ellos, desarrollos internos que, en sí mismo, han dado lugar a unidades de negocio. Han sido soluciones capaces de ser externalizadas por sus fundadores.

Nuevas unidades de negocio ofreciendo servicio a otras empresas que, poco a poco, fueron aterrizando en el sector. Estas nuevas compañías nacen con necesidades y prefieren tenerlas cubiertas a través de la subcontratación. Buscan soluciones con experiencia. Las que tienen y proveen los pioneros. Es el caso del medio de pago online, Skrill. Antiguamente conocido como MoneyBookers. Iniciativa creada bajo el ala de la ya absorbida Casa de Apuestas GameBookers. Nace con vocación de permitir a sus clientes disponer de un medio de pago ágil y útil para realizar depósitos y retiradas de fondos en su cuenta de usuario. Una alternativa real a los tradicionales pagos con tarjeta de crédito. Hoy día, ya bajo el nombre Skrill, es uno de los medios de pago, junto a Neteller, con mayor prestigio y reconocimiento de todo el Sector de las apuestas deportivas online. El mundo anglosajón, por aquel entonces, goza de una gran cultura de la apuesta deportiva entre sus potenciales clientes.

Grandes Firmas del mundo de la apuesta deportiva tradicional, con presencia en forma de locales de calle, tales como William Hill, Victor Chandler, Ladbrokes… se incorporan a esta actividad online. Esto envía una señal inequívoca al cliente habitual offline: consistencia y credibilidad de este nuevo aspecto del nicho de negocio. Eso era más que suficiente para la cultura anglosajona, pero no supone ninguna garantía para el resto de las culturas. En los países, de culturas judeocristianas y musulmanas, el juego estaba mal visto. Es, esencialmente, pecado. Derribar esas barreras culturales requería de un gran esfuerzo en Foro de Marketing y Comunicación. Casi todo el beneficio de estas compañías, en pleno crecimiento y expansión, se invierte en realizar patrocinios de competiciones y equipos. Vender el eslogan “Gana tu equipo…, tu jugador…, ganas tú”, se convierte en una prioridad. Un ejemplo directo y clarificador… En el año en el que Bwin, conocida Firma del sector, consigue patrocinar a un importante equipo de fútbol como es el Real Madrid; logrando lucir su logotipo en las camisetas del equipo; su rival más acérrimo, el FC Barcelona, lleva el patrocinio en sus camisetas de Unicef, conocida ONG de protección de derechos infantiles. Esta situación logra que el joven espectador de un partido de fútbol, en el que juegue alguno de estos equipos, equipare ambas marcas inconscientemente.

Real Madrid
Real Madrid

Resulta fácil hacer creer a los jóvenes seguidores del Real Madrid que su patrocinador es tan bueno o más que el del FC Barcelona. La inversión económica y el esfuerzo tenaz dan sus resultados. Al cabo de aproximadamente una década, una gran masa crítica de recurrentes jugadores procedentes del mundo no anglosajón, engordan las bases de datos de las principales Firmas. Año tras año, surgen cientos de Casas de Apuestas al calor del éxito y crecimiento del Sector. Muchas que presentan un crecimiento prometedor, son absorbidas por las grandes. Sin embargo, muchas otras… resultan ser fraudulentas. Bien por sumala gestión, bien por pura delincuencia. Ante este panorama, surge la necesidad de crear las primeras regulaciones. Han de conseguir ofrecer una imagen de mayor credibilidad del Sector a los potenciales clientes.

Las más prestigiosas Firmas lo necesitan. Gobiernos como el de Malta, Isla de Man, Gibraltar,… ven una magnífica oportunidad. Ofrecen regulación y servicios especializados que den garantías a los potenciales clientes de las Casas de Apuestas online. A la par, ofrecen a las compañías propietarias una baja imposición fiscal. Acuden a las ferias del Sector, con su propia representación, para atraer a futuros empresarios de juego online. Logran hacerse con el domicilio fiscal de muchas de estas recién llegadas compañías. Durante la última década; principalmente 2005-2015; son los grandes países, como algunos miembros de la zona EURO (Inglaterra, Italia, España, Alemania,…), los que se han procurado su propia regulación.

Se busca Controlar a la compañía y al cliente. A este, sólo se le exige pago de impuestos, en el supuesto de que disponga de beneficios durante el periodo fiscal anual correspondiente. De momento, a mi modo de ver, sólo representan un enfoque parasitario. Unos más que otros. Lejos de dinamizar y regular el sector, se presentan con un claro afán recaudatorio. Las circunstancias les obligarán a suavizar las normas. De hecho, algunas grandes Firmas han renunciado, de momento, a operar en algunos de estos países. Por otro lado, es el mismo Sector el que se impone una autorregulación. Se ha dotado de organizaciones y fundaciones a las que adscribirse y someterse:

  • Organizaciones externas de arbitraje para lograr mediar disputas entre clientes y empresas. Objetivo: no tener que llegar a los tribunales.
  • Programas GameCare para la protección de la adicción al juego y la autoexclusión. Por último, los grandes protagonistas se encargan de invertir, cada vez más, en su imagen de marca. Logrando así contribuir, aún más, a ganarse la confianza del cliente actual y futuro.

El Sector se encuentra todavía en fase de crecimiento y expansión. Sin embargo, comienzan a verse inequívocas señales de su maduración:

  • Hace ya unos años que se están sucediendo las grandes absorciones.
  • Se fundan empresas que viven de prestar servicio a las compañías más representativas.

A continuación vamos a ir comprendiendo y familiarizándonos con conceptos básicos, necesarios para entrar en materia: Invertir en Valor Deportivo.

Evento Deportivo y sus Mercados

Si los eventos deportivos son de lo que se nutren los Betsites, los mercados asociados a estos eventos son su materia prima para conformar su catálogo de venta. La oferta del catálogo del Betsite, consiste en las cotizaciones de las opciones que ofrecen de los mercados asociados a un evento. ¿Y esto qué diablos significa? Un evento es aquel encuentro deportivo en la mayoría de las ocasiones delimitado en el tiempo que tiene un inicio y un final. En algunos casos, se termina cuando se llega a un objetivo de puntuación. Alrededor de este evento se pueden organizar mercados que ofrezcan cotizaciones razonables, en los que poder apostar. Para ello cada mercado ha de contar con reglas muy claras, que no den lugar a dudas sobre el resultado de las apuestas admitidas. El empresario, dueño del Betsite, “vende” una serie de cotizaciones para las distintas opciones que se pueden dar en cada mercado. Por otro lado, el usuario apostante puede “comprar” dichas cotizaciones, es decir, los “productos” del catálogo.

Un Betsite no presenta gran diferencia con, por ejemplo, una frutería. Un empresario que posee una frutería en un mercado de una gran ciudad, ha de acudir bien temprano a un gran mercado de abastecimiento. Su objetivo es el de lograr comprar buen género al mejor precio. Lo más barato posible. Cuando ponga a la venta dicho género en las estanterías de su local, con acceso al público, ha de poner un precio con un margen adecuado para conseguir beneficio. Siempre con un ojo a la competencia. De esta forma, el empresario que ha conseguido los precios más baratos, en un día de relativas buenas ventas, habrá conseguido mayor beneficio que lo demás. De la igual manera, cuando haya sufrido un día de bajas ventas, él perderá menos que el resto, ya que ha arriesgado menos en adquirir género.

De esta forma, un Betsite ha de asegurarse que las cotizaciones que figuran en su catálogo, sean algo caras para su clientela, en el sentido de que sean precios que estén por debajo del precio justo. Un precio justo es aquel que se corresponde con la probabilidad de que se dé la opción que representa en el mercado.

Esto significa que el negocio consiste en ofrecer una cotización que refleje una probabilidad sobreestimada de que ocurra esa opción de mercado. Volviendo al ejemplo anterior. El conocido Betsite ofrece una cotización de 1.72 por la victoria de Bernard Tomic. Para poder hallar la probabilidad de que eso ocurra, si el precio fuese justo, bastaría con invertir la cotización de la forma: 1/1.72, que nos daría una probabilidad de aproximadamente 58.14% de ocurrir. De momento eso nos dice que el favorito del encuentro, al tener una probabilidad de ganar superior al 50% es B. Tomic. Vamos ahora con el otro tenista, con Adrian Mannarino. Según este razonamiento la probabilidad de ganar de este tenista será: 1/2.10, que nos daría aproximadamente 47.62% de que ganase. Es aquí donde nos damos cuenta de que algo falla.

La Probabilidad de ganar de Tomic más la Probabilidad de ganar de Mannarino, deberían sumar el 100%. Sin embargo, obtenemos 105.76% lo que claramente, no es posible. Ningún suceso puede tener una probabilidad de suceder mayor del 100%. Esta probabilidad representa la certeza. Es decir, o gana uno o gana el otro. Este mercado es de los llamados de espectro finito y numerable. El total de las opciones representan la certeza. ¿Qué está ocurriendo? Es aquí donde vemos el negocio del Betsite. Trabajando con esas dos probabilidades, si hacemos, lo que en matemáticas probabilísticas se denomina, hacer una normalización, obtendríamos que las probabilidades aproximadamente correctas tendrían que ser: 54.97% para Tomic y 45.02% para Mannarino.

Lo que daría unos precios justos respectivamente de aproximadamente: 1.82 y 2.22. Ambos claramente superiores a los ofrecidos por el Betsite. El déficit de precio en la cotización ofrecida por la Casa de Apuestas, es el equivalente a vender caro del caso de la frutería. Si para este evento y mercado, este Betsite, ha conseguido vender miles de pequeñas apuestas de riesgo controlado, entre ambas opciones del mercado, se está asegurando un beneficio estadístico que a la larga consigue con todo su catálogo. De forma sistemática ofrece malos precios a los jugadores haciendo prevalecer su margen estadístico. Además, el Betsite ofrece precios dinámicos, es decir, que pueden cambiar con el tiempo. Si, por ejemplo, ha aceptado demasiado riesgo a la victoria Mannarino, podría bajar su precio y hacer más atractivo el de Tomic, con el fin de recaudar más flujo de dinero hacia esa opción del mercado. Para ello, se vale de soluciones de software que atienden a su Plataforma.

Múltiples avisos y alarmas ponen en marcha mecanismos automáticos y semiautomáticos, con lo que tomar medidas al respecto. Eso sí, siempre manteniendo el equilibrio para respetar la relación matemática antes expuesta. Como hay competencia, el Betsite que quiera competir por nicho de mercado, por clientes, habrá de subir las cotizaciones. Aproximarse más a la barrera, esto es, a los precios justos o, al menos, que guarden una menos injusta relación de probabilidad. Un Betsite con pocos clientes, y que soporte grandes apuestas, en el corto plazo está sujeto a demasiada volatilidad en su acumulado de beneficio. Lo que podría obligarle a disponer de un mayor músculo financiero hasta conseguir una buena masa crítica de clientes. El margen de beneficio de un Betsite puede parecer pequeño. Hay que considerar que un Betsite realmente no vende productos. No compra y almacena. No conlleva logística al no tener que servir sus productos. Vende información. Lo único que ha de vigilar es que su nivel de fraude sea bajo. Si todavía tienes dudas, no tienes más que ver la cantidad de eventos y actos que patrocinan las principales Firmas. Es un Sector donde fluye el capital.

Betsite
Betsite

Evidentemente, un Betsite es un negocio cuyo objetivo es generar dividendos. Se diseñan para disponer de una base de clientes estadísticamente perdedores. Por ello, se reservan el derecho de admisión de clientes, y del control del riesgo aceptado por cuenta. Esto último es fundamental a tener en cuenta para el objetivo que buscamos en este post: La inversión en Valor Deportivo.

Cotizaciones (Precios)

He aquí una de los aspectos más críticos de saber gestionar correctamente un Betsite. Tal es así, que muchos Betsites de nueva creación prefieren subcontratar el servicio de gestión de cotizaciones.

También son muchos los que prefieren emprender bajo una franquicia de una gran marca, que provea a cada franquiciado, entre otros servicios, el de las cotizaciones y su gestión. Cuando un evento deportivo dispone de fecha de inicio, el Betsite publica con antelación, el evento y sus mercados asociados. Es en ese justo momento, cuando un Betsite ha de arriesgarse a publicar los precios de la mejor forma posible. Los precios han de provenir de fuentes fiables. Un ejército de analistas de riesgo y especialistas de cada deporte, con los estudios y herramientas apropiadas, pueden establecer los precios de origen para cada mercado de cada evento. Esta labor está muy bien valorada. A día de hoy está muy profesionalizada. Con ella, poco a poco, los mercados deportivos se van haciendo cada vez más eficientes a la hora de establecer las cotizaciones iniciales. Es completamente normal que desde que se publica el mercado, hasta que comienza el evento, las cotizaciones iniciales hayan ido cambiando. Varios pueden ser los motivos:

  • Noticias que afectan potencialmente a la marcha prevista del evento: lesión, retraso, mal tiempo, etc.
  • Flujos de capital excesivos hacia una o varias de las opciones del mercado, frente al resto.

Estos motivos requieren alterar las cotizaciones, los precios, dentro de unos márgenes razonables. Y siempre con un ojo puesto en la competencia. El formato elegido en este post para mostrar las cotizaciones es el denominado formato decimal: Cuota decimal o europea (CD). Es intuitiva y fácil de comprender. Existen otros formatos alternativos muy populares, tales como el formato de porcentaje: Cuota fraccionaria o inglesa (CI), formato fraccional: Cuota Americana (CA) Transformar entre formatos ya no suele ser necesario. Son los propios Betsites los que permiten la opción personalizable de mostrar uno u otro formato, según las preferencias del cliente. Sin embargo, si estás interesado en saber los detalles de la conversión entre los distintos formatos, sólo tienes que preguntar al Oráculo para buscar respuestas. Google, tras hacer las preguntas correctas, te muestra el camino hacia cientos de páginas que hablan de los detalles de la conversión. Bromas aparte, es interesante que le eches un vistazo a las transformaciones por aquello de tener algo más de cultura de la apuesta.